Evadidos

Los grandes protagonistas del proyecto “Perseguidos y salvados” son, sin duda, los evadidos a través del Pirineo de Lleida durante la Segunda Guerra Mundial. A continuación, y a modo de ejemplo, resumimos la historia personal de algunos de estos refugiados y sus familias.

 

La familia Bielinsky

Françoise (Paquita) Bielinsky amb la seva mare, Esther Guita.  © Arxiu Paquita Sitzer (Bielinsky).

Françoise (Paquita) Bielinsky amb la seva mare, Esther Guita.
© Arxiu Paquita Sitzer (Bielinsky).

Avraham Bielinsky, sastre de profesión, se había instalado en Alemania en el año 1929 junto con su esposa, Esther Guita. Ambos eran originarios de Polonia. En 1932 nació su hijo Reinhold. A consecuencia del antisemitismo que se vivía en la Alemania de los años treinta, especialmente después de la ascensión al poder de Adolf Hitler, la familia decidió abandonar el país y establecerse en París, donde nació su segunda hija, Françoise. La llegada del ejército alemán a París en junio de 1940 provocó un nuevo susto en la vida de esta familia. Muy pronto, el gobierno de Vichy presidido por Pétain iniciaría la persecución de los judíos. Avraham fue detenido e internado en un campo de extranjeros cerca de París. Por suerte, pudo huir y refugiarse con el resto de la familia en el sur del país, en la zona no ocupada por los nazis. Instalados en Pau (Pyrénées Atlantiques), Avraham encontró trabajo en una fábrica textil propiedad de Victor Masplé-Somps. En octubre de 1942, ante la inminente llegada de los alemanes a los departamentos del sur de Francia, se organizó la huida de la familia hacia España. Victor Masplé-Somps les consiguió pasaportes para poder trasladarse a Honduras. Los Bielinsky abandonaron Pau en dirección a Luchon. Desde esta ciudad, en el epicentro de los Pirineos, debían emprender el último tramo de la huida que les conduciría a España, donde tenían previsto embarcar hacia el continente americano. Abandonaron Luchon para desplazarse a Juzet de Luchon y, posteriormente, anduvieron horas hasta cruzar los Pirineos a través de la Passada de Tres Corets y descender hasta la primera localidad española, Les, en la Val d’Aran. Allí fueron detenidos por la Guardia Civil y puestos a disposición de la Policía. El agente de policía consultó con el gobernador civil cómo proceder con los apresados, es decir, si debía expulsarlos a Francia o aceptar su tránsito por España. Mientras se esperaba esta resolución —que en muchos casos se hacía dramática pues los refugiados judíos eran obligados a regresar a Francia—, los Bielinsky consiguieron que alguien les sellara los pasaportes y llegar, el 13 de enero de 1943, a Vigo, desde donde partirían hacia Venezuela, país que les recibió el 3 de febrero de aquel año.

Paquita, agost 2012

Paquita Bielinsky, agost de 2012.

Mientras la familia Bielinsky se establecía en Venezuela lejos de la barbarie y la persecución, Victor Masplé-Somps, el hombre que les había protegido en Pau, era detenido por la Gestapo y deportado al campo de concentración de Sachsenhausen, donde moriría el 15 de febrero de 1945. No sería hasta el año 2012 que Françoise Bielinsky —Paquita Sitzer una vez casada— se enteró del punto exacto por el que logró, junto con su familia, escapar de los nazis. Un año después, en agosto de 2013, coincidiendo con su 75º cumpleaños, regresó a Les, donde fue objeto de un cálido homenaje por parte de sus vecinos y donde agradeció la contribución de Les y sus habitantes para que decenas de familias judías lograran escapar de la Europa ocupada por los nazis.

Fuente. Mireia Boya

La familia Henle

Família Henle.

Família Henle.

La familia Henle, originaria de Bélgica, formaba parte del grupo de judíos que el gobierno de Vichy había concentrado en Aulus-les-Bains (Ariège) la primavera de 1942. La integraban el padre (Hans), la madre (Laura), un bebé de siete meses (Claude) y la abuela materna (Meta, de 77 años). Después de ver sucesivas razzias que afectaron a muchos de sus compañeros en Aulus, y ante el temor a ser deportados a un campo de exterminio, decidieron huir hacia España. Era a mediados de diciembre de 1942 y los alemanes ya se habían instalado en Ariège vigilando todos los lugares fronterizos para evitar evasiones y persiguiendo tanto a los que pretendían abandonar Francia como, especialmente, a aquellos que les apoyaban en calidad de guías.

Los Henle contaron con la colaboración de Jean Pierre Agouau y su hija de dieciocho años, Jeanne. Ambos conocían muy bien las rutas de montaña que comunican Ariège con el Pallars Sobirà dado que allí guardaban rebaños de ovejas durante buena parte del año. Pese a la situación que se vivía en Aulus después de la llegada de los alemanes, Agouau, en un gesto de valentía y solidaridad, decidió conducir un grupo de nueve personas, entre ellas esta familia, hasta el collado de Guiló, justo en el límite de Francia con España. El trayecto fue especialmente duro. La nieve cubría todo el itinerario, Laura andaba con gran dificultad a consecuencia del cansancio y el frío. Durante la ruta se produjeron varias incidencias.

Claude Henle i Jean Rogalle.

Claude Henle i Jean Rogalle.

La improvisada guía tuvo que llevar al bebé para descargar de peso a su madre y la abuela sufrió un accidente en el descenso y no fue localizada hasta dos días después, escondida en una cueva. Nada más cruzar a territorio español, la familia Henle fue detenida por una pareja de la Guardia Civil y conducida a Tavascan. Días más tarde, fueron internados en la prisión de Sort y, posteriormente, trasladados a Lleida. Mientras Hans era conducido al campo de concentración de Miranda de Ebro, el resto de la familia fue autorizado a trasladarse a Madrid, donde aguardaron su liberación. No fue hasta el mes de marzo de 1944 cuando abandonaron España con destino en Canadá, donde se instalaron definitivamente. En el año 2004 tuvo lugar el reencuentro entre Claude Henle y Jeanne Rogalle, salvado y salvadora. El pueblo de Aulus-les-Bains acogió esta emotiva ceremonia en cuyo transcurso Rogalle fue condecorada con la Medalla de los Justos por parte del gobierno de Israel y con la Legión de Honor francesa.

Perla Kapelman

Perla Kapelman nació el 20 de mayo de 1922 en Polonia. Un año después, sus padres emigraron a Francia y se establecieron en París. Al estallar la Segunda Guerra Mundial su padre se alistó voluntario en el ejército francés. Después de la capitulación gala y la firma del armisticio franco-alemán, la familia quedó atrapada en París. Entre los días 16 y 17 de julio de 1942 tuvo lugar la razzia más importante realizada en Francia contra los judíos, conocida como la razzia del Velódromo de Invierno. En total fueron arrestados 12.884 judíos. Las condiciones de la detención fueron especialmente dramáticas dado que se separó a las familias, muchas de las cuales nunca más volvieron a reunirse. Los prisioneros fueron conducidos al campo de Drancy y deportados a campos de exterminio alemanes.

La noche del 15 al 16 de julio Perla, de vacaciones escolares, dormía en casa de una vecina. Fue así cómo logró escapar de la razzia. Cuando regresó a su domicilio, el apartamento estaba vacío y sus familiares habían sido detenidos. Días después, Perla consiguió huir de París y desplazarse en ferrocarril hasta Dax, desde donde un guía le ayudó a cruzar a la zona libre. Tras la ocupación de la Francia libre por los alemanes, el 11 de noviembre, Perla decide huir del país. Con un amigo belga y con la ayuda de un guía, cruza los Pirineos en dirección a España. Después de andar unos días llega a la Val d’Aran. Encarcelada en la prisión de Vielha, es trasladada a Sort. Era el 23 de diciembre de 1942 y pasó la noche en la cárcel de mujeres. Al día siguiente fue trasladada a Lleida. El 28 de diciembre llega a Barcelona a cargo del Joint. Permanece en la Ciudad Condal trece meses. El 18 de enero de 1944 parte hacia Palestina desde el puerto de Cádiz. Después de ocho días de travesía por el Mediterráneo llega al puerto de Haifa.

Elias Zomerplaag

Elias Zomerplaag, nacido en el año 1925, residía en Amberes (Bélgica) con sus padres y su hermana. El 10 de mayo de 1940 fueron despertados por un bombardeo alemán. Cinco días después huían hacia Francia. En Caen (Calvados) el padre intentó partir hacia Inglaterra en un barco, pero no fue posible. Pasado Caen cogieron un tren de mercancías que les llevó hacia el sur, hasta que llegaron, tras muchos obstáculos, al castillo de Lafourguette (Haute-Garonne), donde coincidieron con un numeroso grupo de judíos holandeses. Permanecieron allí hasta junio de 1942, cuando el gobierno de Vichy ordenó que fueran llevados en residencia vigilada al pueblo de Aulus-les-Bains (Ariège). Elias trabaja cortando madera en el bosque y de lavaplatos en un hotel. En noviembre, después de la llegada al pueblo de tropas alemanas, sus padres consideran que, dada su edad (17 años), será obligado a trabajar para los alemanes. Es entonces cuando le animan a cruzar los Pirineos hacia España. Era principios de diciembre y formó parte de una expedición con doce judíos más. Los pasadores les condujeron hasta el collado de Guiló y les indicaron el camino para poder llegar a Tavascan. Cuando descendían, alrededor de los lagos Romedo fueron apresados por una pareja de la Guardia Civil, que les conduciría a Tavascan, adonde llegaron el día 6 de diciembre. Después de permanecer unos días en el pueblo alojados en un local que había habilitado la Guardia Civil, fueron transferidos a la prisión de Sort. Días después Elias fue conducido a la prisión de Tremp y, más tarde, a las de Lleida y Zaragoza antes de llegar al campo de concentración de Miranda de Ebro, donde permanecería hasta junio de 1943. Una vez liberado, su consulado consigue que parta desde el puerto de Vigo en dirección a Jamaica y, de allí, a las Antillas Holandesas. El resto de la familia intentó pasar a España en una expedición posterior que fue descubierta por los alemanes. Deportados al campo de tránsito de Drancy, en las afueras de París, la madre logró demostrar con documentación que no tenía origen judío y pudo ser liberada junto con su hija Betty. En cambio, el padre fue enviado a la isla de Alderney, donde debía buscar en las playas bombas que no hubieran estallado. Tras el desembarco aliado en Normandía fue deportado a Alemania, pero consiguió huir saltando del tren que le conducía, y fue así cómo sobrevivió. Una vez terminada la Segunda Guerra Mundial, los Zomerplaag se establecieron nuevamente en la ciudad de Amberes, donde Elias murió en el año 2013.

Volf Slomovics

A mediados de abril de 1944 llega a Sort Volf Slomovics. Se trataba de un judío de origen polaco que al estallar la Segunda Guerra Mundial vivía en París. Había sido detenido, junto a catorce personas más, por una dotación de la Guardia Civil de fronteras de Alós d’Isil. Pocos días después fue trasladado a Lleida a cargo del Joint. Su estancia en Lleida duró casi un mes hasta que fue autorizado a residir en Barcelona. Al llegar a la Ciudad Condal manifestó haber perdido el contacto con el resto de su familia. Su esposa Carlota, de soltera Plesman, y sus dos hijos Berthe y Maurice (París, 19-1-1938), de cuatro años; Gisèle, de tres años (París, 25-7-1939), y Ernest, de sólo cinco meses (París, 11-4-1942), fueron deportados al campo de exterminio de Auschwitz en el convoy nº 37 que salió el 25 de setiembre de 1942 del campo de Drancy. Integraban este convoy principalmente judíos de origen rumano, la mayor parte de los cuales vivían en Francia. Volf abandonó la Europa del horror y la barbarie el 26 de octubre de 1944 a bordo del barco portugués “Guiné”, que partió del puerto de Cádiz en dirección a Haifa.

 

Israel Lewiner

Israel Lewiner nació el 8 de marzo de 1905 en Polonia. Estaba casado con Laja Lewiner (14-12-1903). El matrimonio residía en París, donde habían nacido sus dos hijos: Marie, el 10-7-1930, y Maurice, el 30-10-1932. El rastro de Laja se pierde en su último domicilio conocido, el hotel Mirador de Niza. Sus dos hijos habían quedado bajo la protección de las redes de Moussa Abadi y Odette Rosentock, que constituían uno de los principales circuitos de salvamento de niños judíos en el sur de Francia. Con la ayuda de varias personas consiguieron salvar, entre 1943 y 1945, a más de quinientos jóvenes judíos en el departamento de Alpes-Maritimes. Israel consiguió cruzar los Pirineos para refugiarse en España. El 7 de marzo de 1944 fue detenido por la Guardia Civil de Alós d’Isil junto con un grupo de jóvenes sionistas holandeses. Trasladado a Sort, se alojó en el Hotel Pessets. Días después fue a Barcelona, donde residió en varias pensiones a cargo del Joint. Israel murió el 21 de julio de 1945. Su hijo Maurice siguió viviendo en Francia al término de la Segunda Guerra Mundial. Miembro fundador de las juventudes del Partido Comunista Francés, después de trabajar en varios empleos, con el paso de los años, se convirtió en director comercial del periódico L’Humanité. Murió en París el 16 de agosto de 1994.

Edmond y Madeleine Vermes

Este matrimonio, nacido en Hungría en el año 1900, vivía en Viena (Austria), donde Edmond era un médico de prestigio. En 1938, después de la incorporación de Austria a la Alemania nazi, y ante la persecución de los judíos, deciden huir a Francia y se establecen en París. En el año 1940, tras presenciar la llegada del ejército alemán a la capital francesa, optan por desplazarse hacia el sur para buscar un lugar tranquilo, lejos de la persecución. En la primavera de 1942 son concentrados por el gobierno de Vichy, junto con un numeroso grupo de judíos, en Aulus-les-Bains. En julio de ese año quedan en estado de shock al presenciar la razzia que afectó a decenas de los judíos alojados en esta pequeña localidad del departamento de Ariège. La crueldad con que las familias fueron obligadas a dejar su residencia para ser conducidos al campo de internamiento de Drancy, cerca de París y paso previo a su deportación a los campos de exterminio de Polonia, tuvo un gran impacto en este matrimonio.

De inmediato toman la decisión de abandonar la región de forma clandestina y se esconden en Toulouse. Su objetivo era llegar a la península Ibérica para trasladarse, posteriormente, a América. En Toulouse contratan los servicios de un guía, que les facilita documentación falsa y les conduce hasta el Principado de Andorra. Después de atravesar el territorio andorrano, donde descansan unos días, consiguen llegar a La Seu d’Urgell, la primera ciudad española pasada la frontera, el 4 de noviembre de 1942 y se presentan voluntariamente a la Comisaría de Policía. Al cabo de varios días andando por la montaña, sin equipamiento adecuado y sufriendo las inclemencias meteorológicas, Edmond y Madaleine se encuentran agotados físicamente, con los pies hinchados y llenos de moratones. Además, siguen siendo presas del pánico ante su posible captura y entrega a los nazis. Dado su estado físico, son alojados en el Hotel Andria y, semanas después, las autoridades españolas deciden conducirles a Madrid. Abandonan España en dirección a Lisboa (Portugal). El 1 de setiembre de 1943 partieron, a bordo del vapor “Lourenço Marqués”, hacia Filadelfia (Estados Unidos), adonde llegaron el 4 de octubre de ese año. Posteriormente se establecieron en Nueva York.

 

La familia Theodor

La familia Theodor fue una de las que se alojaron en el Hotel Andria de La Seu d’Urgell. El 22 de diciembre de 1942 permanecían en el establecimiento Paul Heinz Theodor, su esposa Nathalie y sus dos hijos, Ralph y Peter. Paul Heinz Theodor, ingeniero de profesión, había nacido el 27 de marzo de 1903 en Königsberg, una importante ciudad portuaria, capital de Prusia Oriental, que después de la Segunda Guerra Mundial pasó a llamarse Kaliningrado. Residentes en Bruselas (Bélgica), vivieron el creciente antisemitismo que se imponía en el país en vísperas del estallido de la Segunda Guerra Mundial. Tras la ocupación alemana, en mayo de 1940, Paul Heinz fue trasladado, junto con cientos de judíos residentes en Bélgica, al campo de concentración de Saint Cyprien, donde permanecería hasta 1941. A finales de noviembre de 1942 la familia al completo llega a La Seu d’Urgell procedente de Andorra. El 2 de diciembre son trasladados a la prisión habilitada del “Seminario Viejo” de Lleida. El padre y el hijo mayor, pese a que este último sólo tenía 16 años, fueron transferidos al campo de concentración de Miranda de Ebro. Mientras tanto, Nathalie y su hijo menor eran encarcelados en la Cárcel de Ventas de Madrid. Liberados gracias a las gestiones del American Joint Distribution Committee, aguardaron la salida de Miranda de Ralph y Paul Heinz. La familia entera fue a Vigo, donde embarcó en el vapor “Marqués de Comillas” con destino en los Estados Unidos de América.

Busca
julio 2019
M T W T F S S
« Jan    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Testimonis

Aquí encontrará una recopilación de vídeos para conocer las declaraciones personales de personas anónimas que se han convertido en verdaderos testigos de estos hechos históricos.

Més

Enllaços
~
Arkia + Info.
Xarxa de Juderies Espanyoles + Info.
~
Centro Sefarad - Israel + Info.